Economía China se tambalea

2018 fue un año extraordinario. Aunque el entorno doméstico y global fue complejo y fluctuante, la operativa económica de China siguió manteniendo un crecimiento estable y regular, afirmó Ning.

Pero las señales no son buenas: la provincia de Cantón (sureste), uno de los principales centros exportadores del país, no fue capaz de alcanzar su objetivo de crecimiento para este año (7,5 %), quedándose en un 6,5 %.

Detrás de estos datos se dibuja la sombra de la guerra comercial con Estados Unidos, cuyos efectos no se han empezado a sentir hasta diciembre, por lo que el dato del PIB del último trimestre también podría servir para comprobar hasta qué punto ha dañado a la economía china.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *