¿El dólar ante el abismo?

La tendencia a abandonar el dólar indica claramente la diversidad de las monedas mundiales capaces de reemplazarlo, como, por ejemplo, el euro o el yuan chino.

Dentro de ese contexto, observadores señalan que, mientras el giro del coloso euroasiático con respecto a las criptomonedas ha devenido espectacular –en pocos meses, de prohibirlas las ha situado en el vórtice de las líneas a corto, mediano y largo plazos-, y amontona oro, las reservas del metal precioso de los Estados Unidos y de la inmensa mayoría de los territorios no han cambiado nada en los últimos diez años. O sea, que no han comprado ni un gramo.

Después de que Rusia y China decidieran usar el yuan respaldado por el oro en lugar del dólar, una ola de desdolarización recorrió el mundo, señala el artículo. Así, Irán, Venezuela, Angola, Indonesia, Malasia, Tailandia y Pakistán ya han expresado su deseo de abandonar el dólar o reducir su uso en el comercio de petróleo y otras transacciones financieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *