Nueva recesión ¿Hacia otro 2008?

En EE.UU. la administración Trump está avanzando en la desregulación y en la flexibilización de los controles en el sistema bancario. La contrapartida de que la FED haya resuelto limitar la absorción monetaria con la que conjuraron en parte la crisis del 2008 significa que habrá más dinero en circulación, al mismo tiempo que la desregulación bancaria facilitará la adjudicación de créditos sin mayores requisitos. Todo estimulará el crecimiento y al mismo tiempo puede acelerar la recesión.

Pero para algunos analistas el riesgo es mayor, basta solo mirarse en el espejo del 2008: la desregulación neoliberal amenaza extenderse nuevamente a nivel mundial, lo que hace cada vez más vulnerables a los Estados-nación. Los centros financieros donde reina la especulación y se favorece la acumulación en pocas manos están recuperando terreno mientras que el endeudamiento global -sea estatal, privado o corporativo- ya supera el 300% del PBI mundial. Burbujas bursátiles e inmobiliarias completan las amenazas.

Por si algo faltara las disputas entre China y EE.UU., el laberinto del brexit, el auge de los nacionalismos europeos y un reguero de conflictos geopolíticos agregan incertidumbre a una situación en la que el capital financiero y los especuladores de ganancias rápidas se mueven como pez en el agua. Nadie sabe si esta aceleración de la desaceleración terminará en una recesión global.

F/rebelion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *